Volumen 32 Número 2 Mes Junio Año 2012
04/06/2012Los países de la región trabajan en acciones integradas para eliminar las enfermedades infecciosas desatendidas en 2015


15 de mayo de 2012 – Fuente: Organización Panamericana de la Salud


Más de 100 millones de personas en las Américas padecen algu-na de las enfermedades infecciosas desatendidas, que suelen afec-tar a las poblaciones pobres. Los países de las Américas en conjun-to con la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), trabajan en la revisión de planes de acción integrados para controlar a dos de estas enfermedades y eliminar a diez pa

Con el objetivo de evaluar los avances en la región, expertos in-ternacionales analizarán este 15 de mayo en la sede de la OPS, las oportunidades y desafíos para el desarrollo y la implementación de planes de acción integrados para las enfermedades infecciosas des-atendidas en América Latina y el Caribe. Este encuentro se realiza en el marco de la 16ª Reunión Anual de la Alianza Mundial para la Eliminación del Tracoma para 2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El tracoma es una enfermedad infecciosa desatendida que existe en cuatro países de las Américas.

Las enfermedades desatendidas son causadas por diversos microorganismos. En su gran mayoría son enfermeda-des infecciosas crónicas, con efectos perdurables en la salud, ya que pueden afectar el crecimiento, el desarrollo físico e intelectual y la capacidad de aprendizaje de las personas afectadas.

La mayoría de estas enfermedades pueden atenderse con acciones de muy bajo costo. Algunas de ellas sólo re-quieren ser tratadas con una o dos dosis de medicamento al año. Por ejemplo, 45 millones de menores de 15 años tienen parásitos intestinales en las Américas y el medicamento para su tratamiento tiene un costo de entre 2 y 5 centavos de dólar. Además, varias farmacéuticas internacionales donan los medicamentos a los países.

En algunas comunidades puede presentarse más de una enfermedad, lo cual facilita intervenciones integrales. Es-to significa no sólo brindar los medicamentos, sino también trabajar en el control de vectores, en educación de la población para prevenirlas, en la mejora del acceso al agua y al saneamiento. Estas intervenciones abordan los de-terminantes sociales y resultan clave para que no se perpetúen los ciclos de pobreza y de la enfermedad.

En 2009, las autoridades sanitarias de las Américas se pusieron como meta la eliminación o reducción del impacto de 12 enfermedades infecciosas desatendidas para finales de 2015. Estas enfermedades son: enfermedad de Cha-gas, sífilis congénita, rabia humana transmitida por perros, lepra, filariosis linfática, malaria, tétanos neonatal, onco-cercosis, peste, esquistosomosis, helmintosis transmitida por contacto con el suelo y tracoma.

“Es posible lograr la eliminación de ciertas enfermedades que todavía afectan a nuestra población, para las cuales ya disponemos de conocimiento y las herramientas para controlar y eliminar”, afirmó la Directora de la OPS, doctora Mirta Roses Periago. “Es también un imperativo ético que hagamos los esfuerzos necesarios para eliminar esas en-fermedades”, subrayó.

La región avanzó con algunas de estas enfermedades: ya se eliminó la lepra a nivel nacional en 34 de los 35 paí-ses; se logró la eliminación de la transmisión vectorial domiciliaria de la enfermedad de Chagas por el principal vec-tor en 14 países y se implementó el tamizaje universal de donantes en 20 de los 21 países endémicos; se eliminó la filariosis linfática en tres países y se eliminó o interrumpió la transmisión de la oncocercosis en diez de los 13 focos en las Américas.

En 2008, la Red Mundial de Enfermedades Tropicales Desatendidas, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la OPS/OMS establecieron un acuerdo para desarrollar una iniciativa regional de control y eliminación de las en-fermedades desatendidas asociadas con la pobreza en América Latina y el Caribe. Esta alianza trabaja en el fortale-cimiento de la atención primaria de salud y en los sistemas de salud para reforzar la prevención, el mapeo, el dia-

7

gnóstico y el tratamiento de estas enfermedades. El objetivo de esta alianza es trabajar en acciones preventivas y curativas integradas que involucran a más de un sector de la sociedad.

Sobre la reunión del 15 de mayo, el doctor Neeraj Mistry, Director de la Red Mundial para Enfermedades Tropica-les Desatendidas, ha dicho que “las actividades de esta semana muestran cuán importante es la integración para eliminar no sólo el tracoma, sino varias de las enfermedades desatendidas en América Latina para 2015”. Mistry añadió: “Mientras continuamos trabajando juntos para mejorar el agua y las prácticas de saneamiento y los progra-mas comunitarios de salud, ayudaremos no sólo a millones de personas que en la actualidad sufren de enfermeda-des desatendidas, pero cambiaremos el futuro para las próximas generaciones”.

Ferdinando Regalia, Director de la División de Protección Social y Salud del BID indicó: “Procuramos combatir es-tas enfermedades con un enfoque integrado, cerrando la brecha existente para el acceso a servicios de salud de calidad, al igual que a servicios de agua y saneamiento en América Latina y el Caribe. Creemos que el control de estas enfermedades es clave para la implementación de una estrategia efectiva para reducir la pobreza en la región”.

 



<< VOLVER AL INICIO

Comentarios


Agregar comentario

Su comentario será publicado a la brevedad, luego de una revisión.

Aún no hay comentarios sobre esta nota.